Univerdidad de Talca

Facebook Twitter Pinterest Youtube Linked In

Rector afirmó que la Universidad debe transitar a un estadio superior de desarrollo

En su discurso, con ocasión del aniversario número 36 de la Casa de Estudios, Álvaro Rojas reflexionó sobre la evolución de esta, el prestigio y reconocimiento alcanzados y los nuevos desafíos.

Más |
Rector afirmó que la Universidad debe transitar a un estadio superior de desarrollo


25 Octubre 2017

El inicio de una nueva fase de consolidación de la Casa de Estudios, que debe proyectarla a los primeros lugares de excelencia en el país y a ubicarla entre las 50 mejores de América Latina, anunció el rector Álvaro Rojas, en su discurso con motivo del 36° aniversario de nuestra Universidad.

La ceremonia se celebró en el auditorio de la Facultad de Ingeniería, en el Campus Curicó, con asistencia de miembros de la comunidad universitaria: autoridades académicas, profesores, estudiantes y funcionarios.

Autoridades externas, entre ellas el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, y el intendente Pablo Meza, estuvieron presentes también para adherir a esta conmemoración institucional que fue transmitida vía streaming por CAMPUSTV y por Radioemisoras de la Universidad de Talca. Comentarios de esta transmisión se recibieron desde países de América Latina y Europa.

En su intervención, el rector dio a conocer su mirada sobre el desarrollo corporativo y los nuevos desafíos que implican la proyección institucional para el mediano y largo plazo y, en ese contexto, puso de relieve la necesidad de avanzar en la internacionalización y hacia la complejidad.

Álvaro Rojas fue el principal orador de este acto, que finalizó con la clase magistral del ex ministro de Energía, Máximo Pacheco, sobre “Los desafíos Energéticos de Chile”. Previamente intervino la presidenta de la Federación de Estudiantes del Campus Curicó, María Soledad González.

En referencia a los momentos que vive la educación superior en el país, el rector observó que empieza a reaparecer “la comprensión de la educación como fue concebida en su idea primigenia; un lugar para humanizar a la juventud, para darle una libertad digna, con capacidad de crítica y de autovaloración personal”.

“Hemos recuperado a la ‘educación como un bien social’, apartándonos casi por consenso de la idea de bien económico de apropiación individual”, enfatizó.

Asimismo, respecto a la Ley de Universidades Estatales, “que esperamos sea aprobada antes del fin del segundo mandato de la Presidenta Michelle Bachelet”, destacó que permitirá adaptar el régimen jurídico de la Corporación a la realidad actual del país y poner tono sus estatutos con los grandes desafíos que le plantea al mundo universitario, la sociedad del conocimiento y “profundizar la relación de nuestra institución con la sociedad”.

En relación a la trayectoria de la Institución, que hace cinco años, incorporó en su plan estratégico la decisión de avanzar hacia la transformación en una universidad compleja, Rojas sostuvo que esta es una evolución natural que partió con énfasis en pregrado y fue amalgamando actividades de investigación, de vinculación con la comunidad, innovación y formación de capital humano.

Precisó que a 36 años de su creación, la Universidad “se ha transformado en una institución reconocida y prestigiada, que brinda condiciones de estudio inigualables a sus alumnos; que ofrece perspectivas de desarrollo a sus académicos, caracterizadas por el reconocimiento, la estabilidad y la libertad de pensamiento y que, del mismo modo, entrega a sus funcionarios las mejores condiciones posibles para un desempeño laboral efectivo”.

Entre otros logros resaltó la incorporación del modelo educativo de formación por competencias en sus 37 carreras de pregrado, con una matrícula de 9.750 alumnos; la acreditación del postgrado que incluye nueve programas de doctorado en régimen, 27 de magíster y cinco especialidades odontológicas. Además, 80 proyectos de investigación financiados por Fondecyt, que se encuentran en desarrollo, y cerca de 400 artículos publicados en revistas de corriente principal, a lo que se suman proyectos de innovación vinculados al sector público y al productivo. “Una universidad que en la última década se ha posicionado entre las mejores y es reconocida ampliamente como la mejor universidad estatal de regiones”, remarcó.

DESCENTRALIZACIÓN EXITOSA

Para Álvaro Rojas este desarrollo de la Universidad constituye un ejemplo de descentralización exitosa en el país. “Somos quizás uno de los mejores ejemplos, no solo somos una institución que educa, sino también hace ciencia, que tiene la capacidad de opinar, de elaborar propuestas y de inyectar nuevas ideas a nuestra comunidad social y económica”, aseveró.

Para el rector, ser un referente como universidad pública no solo conlleva la formación profesional y de capital humano avanzado, sino también influir en el desarrollo del espacio geográfico.

En ese sentido, aseveró que el Plan Estratégico 2020 se resalta el papel que tiene la sociedad del conocimiento como eje central del desarrollo económico y social de los pueblos
“Sin lugar a dudas, la manera más directa que tiene la Universidad de Talca para contribuir a la sociedad es a través de su capacidad de entregar educación de excelencia, realizar investigación de alto impacto, promover la innovación como fuente de mejora y de nuevos emprendimientos y contribuir al proceso de descentralización nacional”, manifestó y añadió que estos desafíos requieren de una gestión institucional interna eficiente.

Respecto de los esfuerzos que deben acompañar la proyección internacional, Rojas se detuvo en los conceptos de internacionalización y complejidad. “Un mundo global exige de técnicos, profesionales y académicos capaces de interactuar globalmente, ya sea en términos de sus mercados profesionales o bien en el mundo de las ciencias”, dijo. A su juicio, hoy es necesario desempeñarse proactivamente en espacios internacionales y multiculturales, donde son fundamentales el liderazgo, el dominio de un segundo idioma y la capacidad de trabajar en red.

“Hoy nuestra principal preocupación es ser más complejos para poder internacionalizar la universidad, sumar capacidades internacionales a los grandes objetivos institucionales que es el desarrollo de nuestra región y el bienestar de sus habitantes. Estamos avanzando fuertemente en eso”, detalló.

Por otra parte, el rector también fue categórico en expresar que el foco del desarrollo ha sido siempre las personas, los alumnos, funcionarios y académicos y a la preocupación por el mejoramiento continuo de sus condiciones de estudio, trabajo y las oportunidades de desarrollo personal, “comparables con las de las mejores universidades de Chile”.

Entre otros avances, mencionó los contratos a tres años renovables para la mayoría de los profesores conferenciantes; el establecimiento de sueldos mínimos de ingreso y la implementación del “salario mínimo ético” de 400 mil pesos para sueldos a honorarios.

GRANDES OBJETIVOS

Álvaro Rojas delineó también los grandes objetivos planteados en el Plan Estratégico. Uno de estos es la consolidación del Campus Linares y el desarrollo de las carreras de la Facultad de Ciencias de la Educación; también el del área clínica de la carrera de Medicina, con la implementación de un Centro Clínico Docente Ambulatorio de Mediana Complejidad, ubicado en el ex hospital italiano de Talca.

Asimismo, mencionó la consolidación del Campus Santiago, lo que exigirá integrar en un espacio común las actividades de pre y postgrado “y profundizar las alianzas estratégicas con centros de estudios avanzados para transformarnos efectivamente en un actor relevante en la definición y discusión de políticas públicas del país”.

De igual modo, remarcó la necesidad de seguir avanzando en consolidar los programas de doctorado, asociado a la atracción de una mayor masa crítica a los claustros.

Por otra parte, aludió a la elección de rector para el periodo 2018-2022 respecto del cual abogó para que este proceso “se transforme en un espacio de discusión académica elevada, donde la descalificación y el descrédito no tengan espacio”.

Finalmente, Álvaro Rojas agradeció a todos los funcionarios, profesores y estudiantes por el trabajo desarrollado, su esfuerzo, compromiso y mística, “ingredientes fundamentales del nivel de desarrollo que hoy exhibe nuestra Institución”.

MUJERES E INGENIERÍA

Por su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes del Campus Curicó, María Soledad González, enfatizó rol de la mujer en ingeniería y llamó a las autoridades nacionales y universitarias a buscar incentivos adecuados para hacer que más mujeres se interesen por las ciencias y estudien carreras relacionadas con ellas, además de materializar con políticas públicas un fomento a la equidad entre géneros.

“Este debe ser un cambio de mentalidad en las nuevas generaciones en el que deben participar todos los actores de la sociedad, para desmitificar y educar desde los más pequeños para que sepan que no importa su género al momento de decidir lo que quieren ser. Nuestra función como futuros profesionales va en esa línea, informar y enseñar a la comunidad y ,en especial, a los niños y niñas a que no existen limitaciones cuando uno se propone una meta, más aún si existe una base donde prime la igualdad de oportunidades y la equidad”, señaló.

González se refirió al crecimiento que ha logrado la Universidad. “Somos la mejor Universidad estatal de regiones y estoy segura que podemos ir más allá. Creo que las autoridades han trabajado mucho para estos logros y, en parte también, este avance se debe al diálogo que existe entre ellos y los estudiantes; sentir que nuestras propuestas son escuchadas ayuda a ese crecimiento. Esperamos ahora es que esas instancias se mantengan en el tiempo y así construir la Universidad en conjunto”, precisó.

Una de las aristas de la ceremonia fue la entrega del Premio Excelencia Docente que este año recibió el profesor Jaime Tapia, del Instituto de Química de Recursos Naturales, reconocimiento que recibió de manos de la vicerrectora de Pregrado, Marcela Vásquez. Un jurado, que integraron los académicos Loreto Núñez, Rodrigo Palomo, Sergio Yáñez y Sandra Alvear eligió al ganador.

Desde las artes, la nota de excelencia la aportó el quinteto “UTALCA Ensemble”, integrado por los profesores de la Escuela de Música Michael Cooper, en corno; Solange Navarrete, en violín; Elena Pypkeeva y Patricio Cobos, en viola, y Olaf Niessing, en violoncello.



Logo Acreditación


©2017 Universidad de Talca
1 poniente 1141 Talca- Chile
Teléfono (56-71) 2200200