Univerdidad de Talca

Facebook Twitter Pinterest Youtube Linked In

Las bondades maulinas para la producción agrícola

Nuestra región destaca a nivel país por la amplia variedad de productos de la tierra y por la calidad de los mismos. Conozca el análisis que realizan los especialista respecto de los factores posibilitan esta situación.

Más |
Las bondades maulinas para la producción agrícola


26 Enero 2017

Una ubicación y características privilegiadas, son los factores que explican que la región del Maule sea uno de los principales referentes del país en materia de producción agrícola.

“Las condiciones edafoclimáticas (es decir, relacionadas con el suelo y el clima) permiten desarrollar distintas especies, hortalizas, frutales, viñas, cereales, cultivos industriales, semilleros, etcétera”, explicó la profesional de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Agricultura, Alejandra Gutiérrez.

Al respecto, el académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca, Jorge Retamales, agregó que “es una conjunción de características naturales que están dadas principales por el clima y suelo, e intervención humana, que tiene que ver con el riego, y el uso de elementos -como por ejemplo, reguladores de crecimiento- que permiten reducir al máximo las situaciones de estrés de las plantas para que puedan dedicarse a producir frutas”.

Según cifras proporcionadas por la seremía, en términos productivos, la región cuenta con 305 mil hectáreas actualmente regadas, siendo aquella con la mayor superficie bajo riego del país.

“Existe en la región una diversidad de rubros que incluyen frutales, viñas, hortalizas y chacras, además de cultivos anuales e industriales”, precisó un informe emitido por la autoridad.

ESPECIES

Entre las múltiples variedades que se cultivan en las tierras maulinas, hay algunas que destacan por representar un porcentaje significativo entre los cuales se encuentran; manzanos rojos con el 84% de la superficie nacional; kiwis, el 52%; cerezos, que llegan al 45%, mientras que las viñas representan el 40% del total país.

“Además, el 50% de las exportaciones de frambuesas congeladas salieron del Maule, como ejemplo de su vocación frutícola y vitivinícola, orientada principalmente a la exportación”, señaló la autoridad.

Añadió que “otra característica interesante es la de concentrar el 84% de la superficie de arroz que se produce en Chile, el 28% del maíz y el 15% del trigo”.

“Lo anterior permite indicar que no se puede hablar de una sola agricultura en el Maule, sino que de varias agriculturas y que, en general, el sector está acostumbrado a adaptarse a las exigencias y condiciones que imponen los mercados externos”, subrayaron desde la seremía.

EVOLUCIÓN

Que este potencial agrícola llegara a alcanzar el sitial destacado en que se encuentra hoy, no habría sido posible sin el apoyo de varios actores, entre ellos la Universidad de Talca, que ha desarrollado líneas de investigación dirigidas a mejorar la calidad de los productos.

“Parte de nuestro potencial tiene que estar dado por kilos de fruta exportable por hectárea y en eso incide tanto la parte del rendimiento como también del porcentaje exportable y la disponibilidad de tecnología para poder hacer las cosas bien, y ahí está la labor no solo de instituciones como la UTALCA sino también de asesorías brindadas por otras como el Inia, para aumentar la productividad y que eso sea permanente en el tiempo”, explicó Retamales.

EJEMPLO DE ÉXITO

En el Maule uno de los primeros –hace ya casi 22 años- en asumir el desafío de generar y transferir conocimiento para mejorar la calidad de los productos maulinos fue el Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca.

“Somos un referente internacional en investigación de Pomáceas (manzanas y peras). Nos han venido a visitar más de dos mil personas de 40 países, principalmente productores, investigadores y asesores”, comentó el director de la entidad, José Antonio Yuri.

¿Qué buscan, o más bien, qué encuentran aquí? El saber que les permite mejorar los atributos de estas frutas y, a través de ello, mejorar su comercialización lo que se traduce en un mejor precio.

¿Cómo lo hacen? Si bien Yuri señaló que no es fácil cuantificar el impacto que ha tenido el quehacer desarrollado por el Centro, destacó algunos de los más significativos.

“La identificación de la temperatura por sobre la radiación UV, como la principal causante del daño por sol en la fruta, que sólo en manzanas supera los US$ 100 millones de pérdida cada año, lo que determina el método de control”, indicó.

Agregó que además se identificaron “estándares nutricionales para la obtención de fruta de calidad, que garantice una larga guarda en frío; se detectaron los sitios de impacto en líneas de embalaje de fruta, lo que significó salvar cada año, decenas de millones de US$ en fruta con calidad de exportación, que de lo contrario habrían sido descartadas por machucones”.

Mencionó además el establecimiento de un índice de cosecha y de calidad para los nuevos cultivares de manzanos introducidos en Chile; la identificación de factores climáticos que inciden en la calidad y condición de la fruta; la prueba e introducción de nuevas moléculas que benefician la fruticultura (reguladores de crecimiento, nutrientes y antioxidantes), así como la realización de más de 150 cursos, seminarios y reuniones técnicas destinadas a transferir conocimiento.

DESAFÍOS

Pensando en el futuro, y si bien los avances son considerables, el profesor Yuri señaló que los desafíos de la Región del Maule en el aspecto frutícola, son siempre cambiantes.

“La introducción de nuevas variedades de pomáceas ha ido más allá de lo esperado, obligándonos a estudiar sus requerimientos de cultivo. El cerezo se vino a posicionar en nuestra Región, cambiando la composición de las especies dominantes, con alta demanda de tecnología y mano de obra. Nosotros como Centro nos estamos preparando para aportar conocimiento en este cultivo”, expuso.

Por su parte, la profesional de la seremi de Agricultura, Alejandra Gutiérrez, dijo que a nivel gubernamental también se están generando herramientas dirigidas a dar un nuevo salto en materia de producción.

“El ministerio dispone a través de sus diferentes servicios del agro y también a través de Corfo, ProChile, FIA, una serie de instrumentos de apoyos para elevar la competitividad del sector agropecuario que implica aumentar rendimientos, calidad, inocuidad, asociatividad, búsqueda de nuevas tecnologías de producción y de nuevos productos con mayor valor agregado”, indicó.

En esa línea, Gutiérrez señaló que una línea de trabajo a la cual se está prestando especial atención es al desarrollo de alimentos saludables.

“Entendiendo que las tendencias de mercado actuales son los alimentos inocuos, la seremi de agricultura coordina una comisión de inocuidad alimentaria tendiente a fomentar iniciativas que vayan en dicha dirección y para ello los instrumentos de fomento están disponibles para las transformaciones que se requieran”, aseveró.

Sostuvo que adicionalmente, la autoridad también coordina una mesa de trabajo público-privada agroecológico/orgánica con el propósito de acordar acciones tendientes a incentivar y apoyar toda actividad que permita el desarrollo de esta línea de producción.



Logo Acreditación


©2017 Universidad de Talca
1 poniente 1141 Talca- Chile
Teléfono (56-71) 2200200