Univerdidad de Talca

Facebook Twitter Pinterest Youtube Linked In

Están abiertas hasta el 16 de abril

Campus Colchagua supera promedio histórico de matrículas

“Laboratorio Enológico”, “Turismo enológico”, “Viticultura” y “Vinificación y Enología”, son las carreras de nivel técnico superior que aún tienen cupos disponibles.

Más |
Campus Colchagua supera promedio histórico de matrículas


04 Abril 2014

A un paso de llegar a los 90 alumnos se encuentra el Campus Colchagua de la Universidad de Talca, en el marco de su octavo proceso de admisión, correspondiente al año 2014.

El recinto -ubicado en la comuna de Santa Cruz, Región de O’Higgins- recibe en promedio 60 alumnos, registrando un máximo histórico de 85 matriculados.

A juicio del director del Campus, Carlos Ibarra, el aumento de inscripciones este año se explica, en gran medida, por la mayor visibilidad alcanzada por el plantel a través de su participación en diversas actividades relacionadas con la comunidad.

“La mayor vinculación con el medio, marcando presencia a través de la prensa local o de nuestra participación en diversas charlas y eventos, han sido los pilares de esta mayor visibilización, que ha despertado el interés de los jóvenes por llegar a nuestras aulas”, comentó.

Las matriculas para cuatro de las cinco carreras que ofrece el plantel -Laboratorio Enológico, Viticultura, Vinificación y Enología y Turismo Enológico, en régimen diurno y vespertino- estarán abiertas hasta el 16 de abril.

SELLO DE CALIDAD

Ibarra destacó que el proceso de formación de los futuros “utalinos” se realizará en el marco de la excelencia que caracteriza a la casa de estudios maulina.

“Nuestros alumnos se van a encontrar con una institución que está en proceso de crecimiento, de consolidación, bajo los lineamientos que definió nuestro rector en términos de replicar y potenciar todos los beneficios y el respaldo tecnológico con que cuenta la Universidad en sus otros Campus”, afirmó.

Carlos Ibarra hizo un llamado a los jóvenes que aún no se matriculan a tomar la decisión e intrigarse a una institución de la que no solo obtendrán una educación de calidad, sino que también les permitirá vivir la vida universitaria con todo lo que ello implica: extensión, investigación y vinculación con el medio.

“Estar en Colchagua es un privilegio, porque es una zona que tiene mucha identidad, entonces la actividad del campo la vamos a vivir, a desarrollar, para poder generar redes, vincularnos, conocernos y en definitiva invitarlos a que formen parte de una comunidad universitaria con los docentes, investigadores, sus ex alumnos, compañeros”, subrayó.





04 Abril 2014

A un paso de llegar a los 90 alumnos se encuentra el Campus Colchagua de la Universidad de Talca, en el marco de su octavo proceso de admisión, correspondiente al año 2014.

El recinto -ubicado en la comuna de Santa Cruz, Región de O’Higgins- recibe en promedio 60 alumnos, registrando un máximo histórico de 85 matriculados.

A juicio del director del Campus, Carlos Ibarra, el aumento de inscripciones este año se explica, en gran medida, por la mayor visibilidad alcanzada por el plantel a través de su participación en diversas actividades relacionadas con la comunidad.

“La mayor vinculación con el medio, marcando presencia a través de la prensa local o de nuestra participación en diversas charlas y eventos, han sido los pilares de esta mayor visibilización, que ha despertado el interés de los jóvenes por llegar a nuestras aulas”, comentó.

Las matriculas para cuatro de las cinco carreras que ofrece el plantel -Laboratorio Enológico, Viticultura, Vinificación y Enología y Turismo Enológico, en régimen diurno y vespertino- estarán abiertas hasta el 16 de abril.

SELLO DE CALIDAD

Ibarra destacó que el proceso de formación de los futuros “utalinos” se realizará en el marco de la excelencia que caracteriza a la casa de estudios maulina.

“Nuestros alumnos se van a encontrar con una institución que está en proceso de crecimiento, de consolidación, bajo los lineamientos que definió nuestro rector en términos de replicar y potenciar todos los beneficios y el respaldo tecnológico con que cuenta la Universidad en sus otros Campus”, afirmó.

Carlos Ibarra hizo un llamado a los jóvenes que aún no se matriculan a tomar la decisión e intrigarse a una institución de la que no solo obtendrán una educación de calidad, sino que también les permitirá vivir la vida universitaria con todo lo que ello implica: extensión, investigación y vinculación con el medio.

“Estar en Colchagua es un privilegio, porque es una zona que tiene mucha identidad, entonces la actividad del campo la vamos a vivir, a desarrollar, para poder generar redes, vincularnos, conocernos y en definitiva invitarlos a que formen parte de una comunidad universitaria con los docentes, investigadores, sus ex alumnos, compañeros”, subrayó.