Univerdidad de Talca

Facebook Twitter Pinterest Youtube Linked In

Cambio climático y gestión de agua son los desafíos de la agricultura del futuro ​

Seminario encabezado por el ministro de Agricultura, Antonio Walker, abordó aspectos económicos, políticos y sociales tras la Reforma Agraria. Los ponentes coincidieron en la necesidad de convertir a Chile en una potencia agroalimentaria.

Más |
Cambio climático y gestión de agua son los desafíos de la agricultura del futuro ​


23 Noviembre 2018

La Universidad se convirtió en el epicentro de la discusión sobre el presente y futuro de la agricultura. En el auditorio del Edificio Espacio Bicentenario se celebró el seminario titulado “Post- reforma y las transformaciones de las empresas y organizaciones agrícolas”, el cual concentró distintos puntos de vista sobre aspectos económicos, sociales, políticas públicas y modelos de gestión que fueron exitosos tras la Reforma Agraria.

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, encabezó la lista de ponentes. Su exposición se tituló “Desafíos de la agricultura chilena”, en la cual abordó las fortalezas y limitantes que tiene el país en este sector productivo.

El secretario de Estado planteó que el comercio mundial agrícola crece a una tasa más alta que la oferta de productos. Por tal sentido, se preguntó “si Chile puede ser capaz de tener una seguridad de riego suficiente para aprovechar esta oportunidad de crecimiento”. Consideró que la gestión del agua para consumo agrícola es una de las prioridades del país frente a su futuro.

“Antes pensábamos que el problema en la agricultura del futuro radicaba en la disponibilidad de mano de obra, pero ahora con la llegada migrantes nos hemos dado cuenta que el agua es nuestra principal amenaza. Por ello, como Estado, tenemos el deber de acompañar iniciativas como la compartida por la Fundación Reguemos Chile y otra serie de medidas que debemos tomar de inmediato”.

Entre otros desafíos, Walker mostró la aparición de un vecino competitivo, como es el caso de Perú, y el posicionamiento de rubros provenientes de Australia y Nueva Zelanda en el continente asiático. Por ello recomendó el fortalecimiento de la asociatividad con otros países y romper con el divisionismo entre productores agrícolas.

El ministro detalló que trabaja en transformar a La Araucanía, Aysén, Los Ríos y Magallanes como regiones exportadoras.

“Innovación y desafíos en la agricultura, carretera hídrica y su impacto”, fue la charla ofrecida por Juan Sutil, director de las empresas Sutil y presidente de la Corporación Reguemos Chile.

Durante su intervención, el empresario advirtió los efectos del cambio climático en el país, en el cual se proyecta que durante los próximos años aumentará la temperatura de 1 a 1, 5 grados centígrados. Considera que estas causas pueden reducir en un tercio la producción de nieve y de escorrentía estival. Ello replicaría directamente en la producción agrícola.

Por tal sentido, explicó el ambicioso proyecto que lidera a través de Reguemos Chile, llamado Carretera Hídrica, el cual tiene por objetivo duplicar la cantidad de hectáreas cultivables a través del transporte del excedente de agua de los ríos de la región del Biobío hacia el norte, hasta la región de Atacama.

Sutil explicó que este plan permitirá la duplicación de exportaciones agroalimentarias, empleo, inversión en infraestructura, incremento de recaudaciones de impuestos y diversificación de la matriz productiva con la reducción de la dependencia del cobre.

Además, indicó que la propuesta es nueve veces menos costosa que la desalinización y seis veces más rentable que la reutilización de las aguas servidas. “La Carretera Hídrica será presentada en el mes de diciembre con el fin de que el Estado la declare como proyecto de interés público”, informó el empresario.

Post reforma y organización

Durante el segundo bloque del seminario, destacó la ponencia del rector Álvaro Rojas, quien abordó la “Organización de la agricultura chilena post reforma”. La autoridad comparó las distintas etapas de este sector en el país desde la pre-reforma hasta la post-reforma.

“Antes, el sector agrícola hablaba sobre Estado, tradicionalismo, mercado interno, sustitución de importaciones, Reforma Agraria, cooperativismo y cerealismo. Éramos un país productor de cereales. Ahora ha cambiado el panorama, debatimos sobre el nuevo orden económico internacional, importancia del consumidor, agricultura de precisión, gestión de calidad, sistemas de trazabilidad, inclusión y migración, entre otros aspectos que consolidarán a Chile como una potencia productiva y exportadora”, expresó.

Entre las propuestas para el futuro, Rojas enfatizó en avanzar en la transformación productiva, inclusión de productores familiares en la cadena de valor, mantener y ampliar la posición exportadora, agregar valor a la producción, consolidar sistemas de aseguramiento de la calidad, sustentabilidad, conservar el equilibrio geográfico de los mercados y sustitución de las políticas agrarias internas debido a “que han cedido espacio ante los acuerdos internacionales”.

Por otra parte, Alberto Valdés, académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien cuenta con una vasta trayectoria en el estudio de políticas públicas en la agricultura, expuso sobre el balance de los 50 años de la Reforma Agraria en Chile.

Recordó los grandes objetivos de este proceso histórico, como la eliminación de la excesiva dependencia del inquilino al patrón del campo, la redención social del campesino a través de la dignidad y mejores ingresos, la perspectiva política de captar el voto campesino y promover un mayor desarrollo productivo.

También, abordó sus debilidades como el impacto en inversión y producción por la reducción de la rentabilidad y la elección de un sistema de asentamiento transitorio similar al sistema soviético. Además, destacó la evolución de la producción agrícola, donde subrayó el despegue de la producción a mediados de los años 80.

Andrés Montero, de la Sociedad Nacional de Agricultura, se mostró crítico del proceso y apuntó que dañó severamente el patrimonio económico, cultural y arquitectónico del campo chileno.

Modelos exitosos

El último bloque del seminario estuvo dedicado a los modelos de gestión exitosos de empresas agropecuarias. En primer lugar, Camilo Scocco, gerente general de Agrichile, valoró el crecimiento de la corporación en la producción de avellanas, lo cual colocó a Chile en las primeras posiciones de producción mundial. Hasta la fecha cuentan con 23 mil hectáreas de plantación en el país.

En segundo lugar, Rodolfo Escobar, presidente de la empresa Coopeumo, disertó sobre el modelo de cooperativismo en los agricultores chilenos. Dicha compañía cuenta en la actualidad con 350 socios y representan más 2.500 de superficie productiva del país.



Logo Acreditación


©2017 Universidad de Talca
1 poniente 1141 Talca- Chile
Teléfono (56-71) 2200200