Estrategias para estudiantes con trastorno de espectro autista

Seminario detalló cómo los docentes pueden mejorar su intervención en el aula para atender las necesidades de jóvenes con esta condición
Autor: Daniel Pérez | 18 Octubre 2019

El Programa de Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad y el Centro de Innovación y Medios para el Aprendizaje (CIMA), ambos dependientes de la Vicerrectoría de Pregrado, organizaron un taller – seminario enfocado a los “Trastornos del Espectro Autista (TEA) en la educación superior: caracterización, prevalencia y estrategias de intervención”.

La actividad se celebró en el auditorio Jorge Ossandón del campus Curicó y luego en el auditorio del Centro de Simulación Clínica de la Escuela de Medicina, campus Talca.

Este taller – seminario se enmarca dentro de los objetivos del Programa de Inclusión, referidos a la vinculación con la comunidad universitaria a través de capacitaciones dirigidas a docentes, directores de escuela, estudiantes y funcionarios administrativos.

Además, surgió desde la necesidad presentada por los académicos de atender a un gran número de estudiantes con TEA y aplicar estrategias en el aula. La convocatoria fue abierta al público y contó con la asistencia de la comunidad universitaria, representantes de otros programas de inclusión en educación superior en el Maule y coordinadores de integración escolar de enseñanza media.

Las jornadas tuvieron como expositora a la doctora en Psicología Arlett Krause, directora del Programa de Inclusión de la Universidad de la Frontera, quien además cuenta con una dilatada trayectoria en trastorno en el espectro autista en la educación superior.

Durante su ponencia, Krause caracterizó a los estudiantes con el trastorno del espectro autista, ofreció cifras de prevalencia en Europa y, posteriormente, abordó estrategias respecto a cómo el docente puede mejorar su intervención en el aula para atender las necesidades de los jóvenes con esta condición.

“Estas temáticas son de gran importancia si queremos avanzar a una cultura inclusiva. La comunidad universitaria debe estar informada para saber cómo actuar y poder relacionarse con el otro. En este seminario participaron más de 90 personas, lo que evidenció un alto grado de motivación por las temáticas que ofrecemos”, detalló Marta Ramírez Hermosilla, coordinadora del Programa de Inclusión, al finalizar la jornada.

Cada trimestre, el Programa de Inclusión capacitará a la comunidad en distintas temáticas. En diciembre, junto al Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE), ofrecerán un seminario taller dedicado al diseño universal de aprendizaje en la educación superior.

Compartir
keyboard_arrow_up