Inédita intervención musical para la comunidad en plaza Las Heras de Talca

Facultad de Arquitectura, Música y Diseño organizó conjuntamente un concierto orquestal y coral con el Cuarto Movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven donde se buscó unir a la comunidad y entregar un mensaje de libertad y hermandad
Autor: José Manuel Álvarez | 29 Noviembre 2019

Una inédita intervención artística en un espacio público realizó la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño con la interpretación orquestal y coral del Cuarto Movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven en la Plaza Las Heras, ante una gran cantidad de vecinos del sector y de otros barrios de Talca.

Más de un centenar de músicos dio vida al Concierto por la Libertad en un atardecer que se vistió de emoción y que apuntó a reflexionar ante los momentos que vive nuestro país a raíz de la crisis social que se inició el 18 de octubre pasado.

La coordinadora artística de la Escuela de Música, Marcela Lillo, destacó que “como Facultad es una instancia que nos llena de emoción y orgullo porque es un trabajo en conjunto. Son las tres escuelas que están trabajando juntas para tener esta mágica intervención donde está toda la orquesta y coro de nuestra universidad con nuestros estudiantes y egresados y gente de la comunidad de Talca”.

Agregó que “es una instancia única que valoramos mucho, porque la contingencia social nos ayudó a unirnos, a trabajar triestamentalmente. Esto es algo que me emociona mucho”.

“La Escuela de Música puso la orquesta y el coro, Diseño aportó con la danza y un flyer con el texto de la obra y Arquitectura encontró el lugar con un espacio público, familiar, que nos hace salir un poco de la academia y eso es súper importante. Es la primera vez que estamos aquí y espero que sea la primera de muchas”, recalcó Lillo.

El director de la Orquesta, Leonardo Carvajal, destacó que “esta sinfonía es una obra de grandes dimensiones que requiere mucho coro, mucha orquesta y que está acompañada por un texto del dramaturgo alemán Friedrich Schiller que es la famosa Oda a la Alegría. Y en una de las partes del texto hace alusión a la alegría, sin embargo, en 1989 se interpretó tras la caída del Muro de Berlín con una modificación. Se cambió la palabra alemana freude que significa alegría por freiheit, que significa libertad”.

Esto, porque el destacado director de orquesta Leonard Bernstein indicó en esa ápoca que “sin libertad no puede darse la hermandad”.

Carvajal apuntó que “estamos en momentos que la gente necesita estar unida, romper barreras y y eso tiene que nacer de la libertad del individuo. Entonces, acá esa libertad, esa alegría y también esa hermandad se ve por medio del trabajo conjunto de estudiantes, ex alumnos, profesores y colaboradores. Todos nosotros, en este equipo, preparamos en un par de días esta obra para presentarla acá en la Plaza Las Heras”.

“En lo personal, esto tiene un gran significado para mí, porque es una obra que el compositor la hizo completamente sordo. Es un regalo de un individuo a la humanidad. Siempre hacer esta obra llena el corazón, nos trae momentos de paz, alegría y esperanza”, expresó.

Proceso creativo

El decano de la Facultad, Juan Román, señaló que esta intervención nació de la conversación y reflexión “muy condicionado por un rayado que surgió en el frontis de TRM que decía “cultura para la pobla”. En realidad eso es fuerte e interesante. ¿Por qué todo se da puertas adentro?”

Resaltó que es una actividad gestionada fuertemente por las tres escuelas con “un proceso creativo muy, muy bonito”.

“Es importante que haya resultados de nuestra conversación, en que se termina haciendo el Cuarto Movimiento de la Novena Sinfonía aquí, en este lugar, que tiene que ver con algo muy importante ahora que es conciliarnos, empezar a conciliarnos. Han sido tiempo muy duros. Esto tiene que ver con el acompañarse, acariciarse, conciliarse finalmente”, manifestó Román.

La estudiante e integrante de la orquesta, Bárbara Jara, indicó que La intervención “es una forma de protesta en base a la música. Esto nos ha servido para juntarnos y conocer otros músicos de la región, poder hacer un llamado a la gente a que nos unamos mediante la música que es tan bonita. Y también protestar de una forma diferente. No estamos celebrando ni avalando nada, sino que estamos luchando por recordar a los que han caído en lo que está pasando”.

Erica Opazo, vecina de Talca, resaltó que “es fantástico que se utilicen los espacios públicos para que todos tengamos acceso a este tipo de actividades artísticas, maravillosas. Es una hermosa manifestación en la que todos nos podemos hacer parte y conocer lo que hacen nuestros jóvenes, que son muy aguerridos en todos los aspectos. Esto es parte de lo que hace una sociedad y está muy restringido para los ciudadanos en general”.

Eduardo Aguirre, quien escuchó el concierto junto a su familia, agregó que “me emocionó demasiado. Estoy muy sensible en estos minutos. Muy lindo, una manera de llegar a la gente que nos permita entender la situación desde otro punto de vista”.

Compartir
keyboard_arrow_up