Investigadores de la Corporación se adjudican 15 proyectos Fondecyt Regular

El porcentaje de aprobación alcanzó el 33% de las iniciativas presentadas, una cifra que posiciona a la UTalca en el tercio superior del ranking de las Instituciones con más alto número de iniciativas
Autor: Andrea Montoya | 3 Enero 2020

Un total de 15 proyectos de la Universidad de Talca fueron seleccionados para su ejecución en el Concurso del Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) Regular 2020.

Esta cifra incrementa la tasa de adjudicación respecto de las iniciativas postuladas que llegó a un 33% en esta nueva versión, lo que representa un aumento respecto del año anterior cuanto alcanzó el 29%. “Esto viene a ratificar que nuestra Institución cuenta con académicos de gran capacidad y calidad, lo que se ve plasmado en los resultados y significa que nuevamente quedamos en el tercio superior del ranking de todas las universidades en el número de proyectos adjudicados”, afirmó el vicerrector académico, Marco Molina.

La autoridad expresó que existe un buen margen para alcanzar un mayor guarismo de proyectos adjudicados en los próximos años. “Nuestro desafío es obtener 20. Esta es una meta que me he propuesto en los siguientes tres años. Eso nos permitiría sin duda mantenernos dentro de los top ten de todas las universidades en investigación. La buena noticia es que tenemos investigadores de calidad que nos permitirían llegar a ese número”, indicó Molina.

Eje estratégico

El vicerrector académico destacó que un pilar fundamental en esta positiva cifra es la política
institucional contenida en el PlanEstratégico. “Sobre todo los instrumentos que se han generado desde la Vicerrectoría Académica y específicamente desde la Dirección de Investigación, ya que la mayoría tiende a fomentar el incremento en el número de trabajos científicos de los académicos pero por sobre todo la calidad de esas investigaciones y sus productos”, precisó.

La autoridad también destacó que en 2019 la UTalca alcanzó una cifra histórica de artículos publicados, que bordeó los 560, de los cuales un importante nú- mero apareció en revistas Q1, es decir, aquellas de mayor calidad a nivel mundial.

“El 2019 sobrepasamos el 83% de nuestros artículos en revistas Q1 y Q2, los porcentajes más altos en la historia de nuestra universidad, lo que quiere decir que los instrumentos están dando un resultado increíble. Aumentamos la cantidad, pero por sobre todo, la calidad y eso viene a repercutir de manera positiva en el currículum de los investígadores, lo que puede marcar la diferencia en el número de proyectos adjudicados para el futuro”, expresó.

Molina observó que si bien el Fondecyt Regular es el instrumento más importante para los investigadores desde el punto de vista individual, existen otros fondos que son también rele-vantes, en especial en el ámbito del trabajo multidisciplinario,como son las iniciativas Anillo, los Núcleo Milenio, que desde la Vicerrectoría y Dirección de Investigación quieren también potenciar.

Áreas

En el concurso 2020 la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales logró la aceptación de cinco propuestas, el Instituto de Ciencias Biológicas alcanzó tres, mientras que el Instituto de Matemáticas y Física consiguió dos. En tanto, las Facultades de Ingeniería, de Ciencias Agrarias, de Ciencias de la Salud, la Escuela de Medicina y el Instituto de Química de Recursos Naturales, se adjudicaron un proyecto cada una.

El decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Raúl Carnevali, destacó que en esta unidad “por primera vez tenemos tantos proyectos adjudicados en Fondecyt, lo que nos enorgullece. Eso pone en evidencia que estamos frente a una Facultad consolidada desde el punto de vista académico con un claustro de prestigio, que nos posiciona entre los mejores de esta disciplina”.

El académico, quien se adjudicó una iniciativa relacionada con mecanismos alternativos de solución de conflictos en materia penal, indicó que la iniciativa está dirigida a estudiar la justicia restaurativa. “Son instrumentos que permiten solucionar conflictos sin que se determine una pena o un castigo. Son procedimientos diversos que suponen no solo la descongestión del sistema, sino que materializan otras formas de resolver conflictos en donde son las partes, justamente los involucrados, los que lo resuelven, como puede ser a través de medios de mediación que buscan fundamentalmente la reparación de la víctima”, explicó.

Por su parte, la profesora Margarita Gutiérrez, del Instituto de Química de Recursos Naturales, valoró la posibilidad de dar continuidad a un estudio también gestado gracias a un Fondecyt en el campo de la química orgánica médica. “Sintetizaremos compuestos orgánicos para ser evaluados como potenciales fármacos para el mal de Alzheimer. Evaluaremos in vitro en laboratorio a través de diferentes sistemas, en especial, enzimáticos. Este es un proyecto de alta importancia social, considerando que esta enfermedad va en incremento tanto en Chile como en el mundo, más aun considerando que vivimos en un país que envejece rápidamente”, precisó.

Cabe precisar que los proyectos adjudicados se encuentran en procesos administrativos para dar cumplimiento de aspectos técnicos y jurídicos requeridos para su ejecución.

Compartir
keyboard_arrow_up