Revisan avances y desafíos en igualdad de género

Jornada de diálogo y reflexión reunió a la Dirección de Género con alumnos y dirigentes estudiantiles a un año de las movilizaciones
Autor: Andrés Vicent | 27 Septiembre 2019

Entendiendo que lograr la igualdad entre hombres y mujeres es una transformación cultural no solo dentro de la comunidad universitaria sino que es un cambio de paradigma social, la Dirección de Género sostuvo un encuentro de diálogo y reflexión con alumnos y dirigentes estudiantiles en el cual revisaron los avances y desafíos en esta materia.

A un año de las movilizaciones estudiantiles, Lorena Castro, directora de la Dirección de Género de la Universidad, manifestó que “el objetivo principal de la jornada es tener una instancia de reflexión con el estudiantado y sus líderes respecto a cómo la Universidad ha avanzado e institucionalizado el tema y también recoger de ellos y ellas los desafíos a corto y largo plazo que tenemos pendientes como comunidad”.

En materia de avances, el año 2018 entró en vigencia la Política de Equidad e Igualdad de Género y de la misma forma se creó, dependiente de la Prorrectoría, la Dirección que lleva estos temas, orientada a contribuir a la eliminación de toda discriminación o violencia por razones de género, proponiendo buenas prácticas en la comunidad universitaria.

“Además, a nivel de normativa institucional, se reformuló el protocolo institucional de violencia y discriminación que a contar de mayo de este año está vigente, recientemente se promulgó el reglamento para solicitar el reconocimiento y el uso del nombre social de la comunidad universitaria y un punto bien importante es el Decálogo de Buen Trato que ya ha sido dado a conocer. Este trabajo apunta a un cambio cultural, pero eso parte por reconocer que esas desigualdades existen y gestionar acciones concretas para transformarlas”, explicó Castro.

Voluntad de avanzar

Por su parte, Eliana Adams, alumna de la carrera de Derecho y una de las voceras en la última movilización estudiantil, señaló que “la Universidad está avanzando” y recalcó que “vemos que hay voluntad, compromiso, lo que valoramos. Los desafíos que quedan es que realmente el nuevo protocolo funcione, que la política de igualdad de género se implemente de forma transversal en toda la Universidad, en nuestras mallas curriculares, en la formación de profesores, en los administrativos y también en los trabajadores tercerizados de nuestra Universidad”.

Desde la Federación de Estudiantes, Ketty Aravena, directora de la Vocalía Sexualidad y Género, agregó que “el desafío más grande como comunidad universitaria es seguir abriendo las instancias de diálogo y de espacios seguros para que podamos conversar estos temas. Se ha avanzado bastante en el petitorio, hay que seguir juntándonos para conversar estos temas y fiscalizando para que se cumplan los compromisos. Pero, el mayor desafío es la concientización de las personas”.

Compartir
keyboard_arrow_up