Universidad reflexiona y genera propuestas para reforzar modelo educativo

La comunidad universitaria ha desplegado un trabajo importante para analizarse internamente y proyectar mejoras en la principal misión de una institución de educación superior: formar profesionales con un sólido marco valórico y excelencia
8 Noviembre 2019

El contexto de la crisis social que vive el país ha obligado a la sociedad en su conjunto a mirarse introspectivamente y generar propuestas que permitan contribuir a un Chile más justo y con oportunidades para todos sus ciudadanos.

Por tal sentido, la UTalca como actor relevante de la comunidad, ha desplegado un trabajo importante  para analizarse internamente y proyectar mejoras en su principal misión como institución de educación superior: formar profesionales con un sólido marco valórico y de excelencia.

El objetivo de este trabajo es que la comunidad universitaria evalúe la implementación del Modelo Educativo Basado en Competencias de la Universidad y proyecte acciones de mejora que permitan sustentar al próximo Plan Estratégico y responder  a las necesidades planteadas en el Informe de Autoevaluación Institucional del proceso de Acreditación.

Dicha labor se inició hace un par de semanas por parte del Consejo Académico Ampliado, instancia presidida por el rector Álvaro Rojas, junto a vicerrectores, decanos, directores de Instituto, directores de áreas estratégicas, representantes de los estudiantes Asociación de Funcionarios Académicos (Afautal) y Asociación de Funcionarios Administrativos y de Servicios (Asoutal).

Los integrantes del Consejo se dividieron en grupos o comisiones y trabajaron a través de la metodología de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA), bajo la orientación de la Dirección de Planificación y Análisis Institucional y la Vicerrectoría de Pregrado.

Juan José Troncoso, director de Planificación y Análisis Institucional explicó que “la Universidad, como institución estatal y pública, tiene dos roles importantes en este contexto. El primero es la promoción de asambleas y cabildos para que la comunidad y pueda expresarse; y el segundo es analizarse internamente y adecuar su modelo educativo a las demandas que hoy exige nuestra sociedad”.

Por tal sentido, la autoridad enfatizó que “este análisis FODA nos permitirá ver qué cosas podemos mejorar en la implementación del modelo educativo y profundizar el aporte o las habilidades que se pueden potenciar en un estudiante de la UTalca, para que salga con un sello distintivo del rol que debe tener un profesional y cómo puede poner sus conocimientos al servicio de la comunidad para así generar un desarrollo sustentable y equitativo”.

El director agregó que este análisis tiene un enfoque importante en la formación docente con el fin de revalidar en los académicos que la principal tarea de todo docentes es la de formar personas.

“Ya nuestro modelo educativo es innovador y se ha replicado en otras universidades. Este refrescamiento está dentro del contexto social de Chile y estamos seguros que este trabajo terminará en un nuevo modelo mucho más robusto”.

El análisis realizado por el Consejo Académico fue transferido a cada una de las Vicerrectorías, Facultades e Institutos para ampliar el diálogo con la comunidad universitaria y así generar un mejor abanico de propuestas.

En el caso de los campus Curicó y Linares, especializados en ingeniería y educación, respectivamente, se celebraron jornadas reflexivas para aportar desde su visión profesional algunas mejoras en la implementación del modelo educativo.

Análisis en Curicó

En la Facultad de Ingeniería se reunieron nuevamente académicos, funcionarios y representantes estudiantiles para conversar sobre propuestas que ayuden a que el modelo educativo de la Universidad incorpore las nuevas demandas que se visualizan a nivel nacional.

La idea surgió luego de las Jornadas de Reflexión y pretende incorporar o potenciar en las mallas curriculares temáticas como responsabilidad cívica o vinculación con el entorno, entre otros aspectos.

“Hay muchas cosas en las que queremos aportar no solo para la Universidad, sino también hacia el entorno, pero debemos partir con algo específico y consideramos muy importante generar mejoras al modelo educativo para que responda a las necesidades que hoy se plantean. Quisimos recoger las ideas que tenía la comunidad universitaria para luego darlas a conocer en el Consejo Académico”, comentó el decano de Ingeniería, Javier Muñoz.

Es así como los miembros de la comunidad se reunieron en equipos de trabajo y trabajaron en base a las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades que se presentan para el modelo educativo, especialmente enfocado en aquel que se ejecuta en la Facultad de Ingeniería.

La autoridad universitaria explicó que en el trabajo realizado por las comisiones se observaron dos tipos de propuestas, unas que se pueden implementar en la Facultad de forma más directa, como la adecuación de ciertos espacios educativos y otras ideas que son más estructurales, que se entregarán al Consejo para su análisis y ver las posibilidades de ejecución.

Reflexión en Linares

Reflexionar sobre el modelo educativo, cómo se ha ido implementando y cuáles son las mejoras que se pueden proyectar en los próximos años, fue el trabajo de análisis que hicieron académicos, funcionarios y estudiantes, entre otros profesionales  de la Facultad de Ciencias de la Educación, en campus Linares.

“Esta actividad fue bastante participativa, se hizo por escuelas, unidades académicas con la participación de los dirigentes estudiantiles y también todos los funcionarios del campus y administrativos”, aseguró Carlos Becerra, secretario académico de la Facultad de Ciencias de la Educación.

A través de dos jornadas, la comunidad universitaria se reunió en grupos para examinar algunos aspectos del modelo educativo como las debilidades y amenazas para finalmente presentar mejoras o contribuciones.

Los documentos entregados por los equipos de trabajo fueron reunidos para un análisis profundo y detallado considerando las distintas opiniones, trayectoria, experiencias y conocimientos.

 

Consejo Académico Ampliado

Todo este conjunto de propuestas emanadas por las distintas unidades académicas de la institución, fueron presentadas en el Consejo Académico Ampliado en sesión extraordinaria del viernes 8 de noviembre.

Hasta la fecha se han recibido más de 200 propuestas y se esperan recibir más por parte de algunas unidades.

En la jornada se definieron cinco comisiones preliminares para trabajar en este proceso de mejora: Acompañamiento docente y programas de acompañamiento; Proceso formativo, evaluación y calidad del proceso formativo;  Carrera docente y evaluación académica; Infraestructura y tecnología; y Gestión de la docencia y gestión administrativa.

Sin embargo, esta semana, en una nueva sesión, se definirá si la comunidad universitaria trabajará con estas cinco comisiones o si se focalizarán algunas temáticas de acuerdo al contexto social presente en el país.

La vicerrectora de Pregrado, Paula Manríquez, puntualizó que “frente a este contexto social creemos que una Universidad pública no se puede mantener al margen. Estos tiempos nos llevan a la reflexión, a detenernos, y mirar lo que hemos avanzado, qué no hemos hecho y qué falta”.

La participación estudiantil ha sido clave en este proceso de análisis. María Gloria González, presidenta de la Federación de Estudiantes del campus Talca (Feutal), expresó que “esta instancia era completamente necesaria. Si bien nos preocupábamos de cómo la Universidad llegaba a la comunidad y su posicionamiento, no velábamos por su funcionamiento interno y eso nos generaba disgusto en la comunidad estudiantil. Estamos contentos de participar en estos procesos constructivos y hacemos un llamado a la comunidad estudiantil y docente a que se hagan parte de estos procesos.  La Universidad la construimos entre todos”.

Por su parte, Diego Sáez, representante de la Federación de Estudiantes del campus Curicó (Fedeut), añadió que “es importante revisar y cambiar la implementación del modelo. Los alumnos tienen que hacerse presente con su voz y participar en este llamado que nos hace la Universidad. Nuestra participación es necesaria porque este tipo de decisiones no se pueden tomar a puerta cerrada”.

Compartir
keyboard_arrow_up